En este blog queremos darte algunos tips para realizar un presupuesto, comprar y cubrir tus necesidades sin gastar de más.

Estima tus gastos.

Como primer paso te sugerimos realizar un presupuesto este puede ser semanal, quincenal o mensual, tu decides el lapso de tiempo.

Para realizarlo debes tomar en cuenta los ingresos actuales en tu hogar, a esos ingresos debes restarle los gastos fijos con los que cuentas actualmente.

Ejemplo de gastos fijos son:

  •  Renta
  • Agua
  •  Luz
  • Gas
  • Internet
  • Servicio de TV de paga
  • Alimentacion y articulos del hogar.
  • Deudas o pago de préstamos.

Cuando se reducen los ingresos, es importante tener mucho cuidado con la forma en que gastas tu dinero. Identifica qué gastos son NECESIDADES importantes y reduce los gastos que son simplemente cosas que te gustaría tener.

Pregúntate, ¿qué necesitas absolutamente para sobrevivir?

Por supuesto, no queremos eliminar lo que es agradable en la vida, pero en un momento de ingresos reducidos, es mejor eliminarlos temporalmente para que puedas concentrarte en las necesidades esenciales y ahorrar para una emergencia

Ahorra en gastos fijos.

Puedes reducir de forma significativa estos gastos, si en casa todos toman medidas para ahorrar el agua, la luz y el gas.

Ahorra agua, cerrando la llave cuando no estés ocupando el agua, por ejemplo cuando te cepillas los dientes, enjabonas las manos o cuerpo. El agua que usas para bañarte o lavar la ropa, utilízala después para el WC o lavado de patios y pisos.

Ahorra energía eléctrica, apagando las luces y desconectando aparatos que no estés ocupando en ese momento.

Ahorra gas, reduce el tiempo que pasas bañándote con agua caliente y utiliza la estufa solo lo necesario.

¡Esto no solo es bueno para tu cartera, sino que también es bueno para el medio ambiente!

Elabora una lista para ir de compras.

Para gastos de alimentación, te recomendamos comprar únicamente lo necesario. Olvídate de comer fuera de casa, es mejor preparar tus propios alimentos y cuesta menos. Haz un menú saludable que incluye frutas, verduras, legumbres y semillas, que te permita reducir gastos lo más posible. Cuando hagas tu lista, ¡revisa y anota las cosas que hay en la alacena, para no volver a comprar accidentalmente algo que ya tienes!

Para los artículos del hogar (como jabón, pasta de dientes, papel higiénico, jabón para lavar la ropa, entre otros), también haz una lista en la que pienses que cantidad necesitas durante el periodo que elegiste al principio (semanal, quincenal, mensual).

Aléjate de las compras impulsivas y de pánico, no es necesario comprar papel higiénico para un año. 

¡Crear una lista antes de ir de compras hará que no te sientas impulsivo o asustado!

Compara y toma la mejor decisión.

Compara precios, no te dejes llevar por falsas ofertas.

Repite esta frase en tu mente “Compra solo lo necesario”, cada vez que estés pensando en comprar algo que no se encuentre en la lista que ya elaboraste.

Antes de realizar tus compras, puedes revisar en Internet las páginas de las distintas tiendas de autoservicio y comparar precios, esta también es una manera de hacer compras que se adapten a tu presupuesto.

Haz tus compras en línea

¡Quédate en casa y mantente a salvo! existen tiendas de autoservicio como Walmart, Soriana, Superama, Costco o Sams que pueden enviar tus compras a casa, solo tienes que entrar al sitio web de la tienda de tu preferencia, agregar al carrito tus compras, hacer el pago en linea y listo, tus compras estarán llegando a casa. 

unsplash-logoAna Tavares unsplash-logoAndrew Neel

Business photo created by pressfoto – www.freepik.com