Volver a la página principal

Cómo Reducir Deudas y Comenzar el Año con el Pie Derecho

mano-poniendo-monedas-cochinito-tabla-crecimiento

Adquirir una deuda no tiene por qué ser negativo, especialmente cuando sabemos cómo gestionarla para obtener el máximo beneficio. Sin embargo, cuando no se maneja adecuadamente, una deuda puede convertirse en una carga abrumadora que nos aleja de nuestros objetivos.

El comienzo del año es la ocasión perfecta para abordar este tema, que, aunque pueda parecer incómodo al principio, es sumamente necesario y beneficioso para nuestra salud financiera.

Verás que al dar este paso, te liberarás de preocupaciones y podrás enfocarte en el desarrollo de habilidades para mejorar tu vida financiera.

Es por eso que el equipo de Tala se reúne para compartirte valiosas recomendaciones sobre cómo reducir tus deudas y comenzar el año con el pie derecho.

Para comenzar, repasemos algunos conceptos clave:

¿Qué es una deuda?

Una deuda es una obligación financiera que una persona adquiere al recibir dinero, bienes o servicios con el compromiso de devolverlo en un período determinado, generalmente con intereses.

Las deudas pueden surgir de préstamos personales, hipotecas, tarjetas de crédito y otras fuentes de financiamiento.

¿Qué es el nivel de endeudamiento?

El nivel de endeudamiento es la relación entre tus deudas y tu ingreso total. Se calcula dividiendo el total de tus deudas mensuales por tus ingresos mensuales. Por ejemplo, si tu ingreso mensual es de $7,500 con una deuda al mes de $750 tienes un nivel de endeudamiento del 10%.

Un nivel de endeudamiento alto puede indicar dificultades para administrar tus deudas y comprometer tu estabilidad financiera.

¿Cuál es el nivel de endeudamiento recomendable?

Idealmente, tus deudas no deben exceder el 30% de tus ingresos periódicos. Por ejemplo, si tu ingreso mensual es de $7,500, un nivel de endeudamiento del 30% se traduce en $2,250. 

Mantener tus deudas por debajo de esta proporción no solo reduce la probabilidad de situaciones de impago, sino que también asegura que mantengas una capacidad de endeudamiento saludable para gestionar tus compromisos financieros.

Consejos para reducir deudas:

Evalúa tu situación financiera.

Realiza un análisis detallado de tus deudas, incluyendo tasas de interés, plazos y montos pendientes. Comprender la magnitud de tus deudas es el primer paso para abordarlas y comenzar a reducirlas.

Prioriza tus deudas.

Clasifica tus deudas según tasas de interés. Prioriza aquellas que se te facilita liquidar o son más convenientes dependiendo de su nivel de interés. Puedes apoyarte en métodos como la bola de nieve o el interés más alto, que explicaremos más adelante.

Ajusta tu presupuesto.

Crea un presupuesto realista que incluya el pago de tus deudas. Es crucial llevar un registro de tus gastos y pagos en una hoja de Excel o una libreta. Una vez tengas tu presupuesto, ajusta tus gastos para destinar más capital al pago de deudas.

Considera la consolidación de deudas.

Si te encuentras lidiando con múltiples deudas y tasas de interés, la consolidación puede ser una opción. Consiste en combinar tus deudas en un solo préstamo con una tasa de interés más baja, facilitando la gestión de pagos y, en algunos casos, reduciendo el total de intereses pagados.

Te recomendamos Kubo Financiero como opción para consolidar deudas. Algunos bancos  que tienen esta opción en México actualmente son BBVA, Santander y HSBC. Si tienes alguna cuenta o crédito con ellos puedes pedir más información con alguno de sus asesores. 

Reduce los gastos hormiga.

Identifica pequeñas fugas de dinero como refrescos o papitas y reduce estos gastos. El ahorro acumulado puede destinarse al pago de deudas, contribuyendo a liquidarlas más rápido.

Estrategias para reducir deudas:

Método del Interés más Alto.

Enfócate en pagar primero las deudas con las tasas de interés más altas. Reducir estas deudas rápidamente te ahorrará intereses a largo plazo.

Método de la Bola de Nieve.

Si no puedes comenzar por las deudas más altas, utiliza este método para liquidar las más pequeñas primero. Este enfoque te permite salir de deudas en menos tiempo, de la más pequeña a la más grande.

Conclusión

Reducir deudas puede ser desafiante, pero es esencial para lograr la estabilidad financiera que estás buscando. Con estrategias efectivas y disciplina financiera, puedes liberarte de preocupaciones y de cargas financieras para avanzar hacia una vida económica estable. 

Cada paso que tomas para reducir tus deudas te acerca a un futuro financiero más brillante. ¡Anímate!

¿Sabías que Tala puede ayudarte a liberar tu potencial financiero? Te invitamos a conocer más de nosotros en nuestra página oficial. Descarga nuestra aplicación dando click AQUÍ.

Imagen diseñada por Freepik

Share this article now: