La adquisición de una deuda debe ser tomada como una decisión importante, fundamentada y analizada para evitar caer en deudas imposibles de pagar.