A veces sentimos que el dinero que ganamos no es suficiente para cubrir nuestros gastos. Una forma de saber realmente cómo utilizamos nuestro dinero es registrar nuestros gastos e ingresos y organizarlos de la manera correcta.